EL TALLER

taller1

Los trabajos en su mayoría se hacen en Plata de Ley 925, uno de los principales metales con que se trabaja en el mundo de la joyería.

Las posibilidades de combinación de este metal con el universo de colores y estilos de la moda son múltiples. Su cualidad central es la versatilidad, y por esta razón es la elección preferida para trabajar en El Taller.

El punto de color lo da la resina traslúcida, un material resistente que juega con la luz y le aporta a la pieza mucho estilo sin tener que recurrir a engarces o biseles, sistemas de sujeción tradicionales que “ensucian” el diseño principal.

El diseño de cada pieza ha sido previamente pensado en función de cómo lucirá una vez que se lleve puesta. Muchas veces el tránsito del boceto inicial al diseño definitivo es un proceso de cambios, inspirado en la búsqueda de la simplicidad y originalidad. Antes de llegar al papel, cada pieza da mil vueltas en la cabeza. Luego, al tiempo que se dibuja, surgen las interrogantes sobre cómo ejecutarla. Lo más seguro es el cambio: lo que nació de la imaginación es una semilla que crece y muta.

Cada pieza que sale de El Taller representa un juego de perspectivas: las distintas vistas que ofrece le dan complejidad. Las joyas adquieren formas únicas según sean miradas frontal o lateralmente. Incluso, pueden tener una tercera visual. Las múltiples lecturas contribuyen a que la pieza se adapte a cada estilo personal.

Ariadna Zerpa Ch.